Lucifer y otros reyes del infierno

Publicado: octubre 31, 2014 en ANGELES Y DEMONIOS
Etiquetas:

No se necesita ser un fiel seguidor de los Rolling Stones para haber escuchado alguna vez en la vida la canción “Sympathy for the Devil”. Quizá nunca hayas analizado la letra y, de ser este tu caso, te prestaremos un poco de ayuda.

satanas

Las primeras estrofas ya van presentando al tipo: “Estuve allí cuando Jesucristo tuvo su momento de duda y dolor, me aseguré por el infierno de que Pilatos se lavara las manos y sellara su destino”… “grité alto ‘¿Quién mató a los Kennedys?’, cuando, después de todo, fuimos tu y yo”… “De la misma forma que cada policía es un criminal y todos los pecadores son santos, y cara o cruz es lo mismo, llámame simplemente…”

Al inicio de la letra, en el “por favor, permite que me presente: soy un hombre de riquezas y buen gusto; he rondado desde hace muchos, muchos años, robé el alma de muchos hombres” ya deja en claro que Mick Jagger está entonando una canción sobre él, la maldad, el demonio, el diablo, el ángel del mal: Lucifer.

 

¿Quién es Lucifer?

La palabra Lucifer tiene un significado muy diferente al que podríamos imaginar, quiere decir “Portador de Luz” y se empleó como un término genérico para hacer referencia a Venus. A lo largo de la historia, Lucifer fue el nombre empleado para, como lo señala la canción de arriba, hablar sobre “el mal”. En Isaías 14:12 pueden encontrarse las palabras“¿Cómo caíste del cielo, oh Lucifer, que nacías por la mañana?”. Este pasaje nos da a entender que, de hecho, Lucifer es el “ángel caído”, como también se le conoce.

lucifer Portador de Luz

Y hay más, en el mismo libro, un poco antes, en 14:4, al comienzo del pasaje: “pronunciarás esta burla contra el rey de Babilonia”, siendo que al final del pasaje, en 14:22 concluye: “me levantaré contra ellos – dice SEÑOR de los ejércitos– y extirparé de Babilonia nombre y sobrevivientes, al hijo y al nieto -declara el SEÑOR”.

Es decir: en el Antiguo Testamento, Lucifer hace referencia a un determinado rey de Babilonia que, dentro del cristianismo, se considera una metáfora para el Príncipe del Mal. En el cristianismo, Lucifer no es el nombre del demonio; en realidad, el uso de “Portador de Luz” tiene que ver con Venus, que desaparece durante el día.

El asunto es que la biblia resulta un gran libro de metáforas que son interpretadas al pie de la letra, y el demonio, propiamente dicho, no es llamado Lucifer en ninguna parte del libro – al contrario: en II Pedro 1:19, la palabra Lucifer es empleada para hacer referencia a Jesús, ¿Lo sabias?

 

Diversos nombre para el mal.

El problema es que la humanidad le ha dado nombre a las cosas desde que el mundo (para nosotros) es mundo. Cuando el tema tiene que ver con el imaginario maligno que sería capaz de explicar algunas fatalidades, la diversidad de nomenclaturas es considerablemente amplia, principalmente si tomamos en cuenta los periodos históricos y la diversidad de creencias religiosas.

DYBBUK.

DYBBUK

Se trata de la figura del mal para la cultura judía. Es un espíritu de un pecador que, cada cierto tiempo, decide invadir el cuerpo de algunas personas. La victima puede demorar en darse cuenta de que tiene al Dybbuk como huésped en su cuerpo pero, apenas se manifieste este espíritu demoniaco, el hospedero vivirá algunos días de profundo sufrimiento.

Los judíos creen que este espíritu maligno solamente invade cuerpo de personas pecadoras, lo que sustenta al argumento de que es necesario “andar por el buen camino” para evitar ser poseído por el demonio.

 

RAKSHASA.

Ya sea en el budismo o en el hinduismo, hay personas que sienten temor por Rakshasa,demonios rabiosos capaces de cambiar su forma, crear ilusiones y hacer una especie de “magia maligna”. Este demonio tiene garras toxicas, que usa para capturar a los desgraciados que después devora.

Los Rakshasas pueden aparecerse en diversos formatos: feos, bellos, de “carne y hueso” o sólo en espíritu, además existen con forma de animal. El rey Ravana era el peor de los Rakshasas, conocido por tener por lo menos diez rostros, doce brazos y mucha agilidad.

 

DJINNI.

Los textos de la cultura islámica refieren al Djinni como un grupo de demonios de una raza diferente a la humana. Son seres que viven en una realidad paralela a la nuestra. Estas creaturas están formadas por fuego y son las únicas, además de los humanos, que reciben de Alá el libre albedrío. Así, son capaces de actuar con benevolencia, neutralidad o maldad.

DJINNI

Para el islamismo, el demonio del mal era originalmente un Djinni llamado Iblis, que se negó a inclinarse ante Adán y terminó siendo expulsado del paraíso. Entre otros Djinnis famosos se encuentran los Ifrits, que son creaturas malignas inmunes a las armas humanas.

 

ABADDON.

En los escritos del judaísmo ortodoxo emplean la palabra como un sinónimo de “destrucción”, pero algunos escritos modernos ya hacen una asociación de esta palabra con un ser maligno, temido por tener mucho poder. Algunas versiones del demonio lo colocan como una nueva versión del ángel Muriel, que reunió el polvo para la creación de Adán.

Sin embargo, todo indica que su misión como ángel tuvo un fin, al final de algunas descripciones lo colocan como una figura maligna en un trono de gusanos, comandando un ejército de langostas en forma de caballo con rostros humanos y colas de escorpión.

 

HADES.

Para la mitología griega, Hades era el dios oscuro, de las profundidades, cuya influencia imperaba en el reino de los muertos, un lugar de luto y eterna tristeza. El nombre de Hades raramente se pronunciaba en voz alta, pues las personas tenían mucho miedo que pudiera aparecer.

El mundo de Hades estaba dividido en varias partes, siendo que la primera era Erebus, una especie de “purgatorio” para las almas que aún no habían sido juzgadas, y también estaba “Tártaro”, una prisión de titanes. Hades era quien tenía la responsabilidad por juzgar a todas las almas y decidía el destino eterno de cada una de ellas.

El dios sombrío de la mitología griega tenía a un perro como guardián, Cerbero, un perro de tres cabezas y una cola de dragón. Hades también tenía un casco que lo protegía de las miradas ajenas.

 

PISHACHA.

Pese a que su nombre parezca un poco gracioso, es un demonio muy temido en las religiones orientales. Generalmente se manifiesta por el espíritu de una persona que ha cometido adulterio, violación o crímenes parecidos. Los Pishachas pueden cambiar de forma y hacerse invisibles, además, como es obvio, son capaces de poseer humanos y comer sus almas.

pishacha

Los escritos que describen este demonio parecen estar de acuerdo en proporcionar un aspecto realmente oscuro a las características de esta bestia: es un humanoide con un tono de piel tan oscuro como la obsidiana, ojos rojos y venas saltadas cubriendo todo su cuerpo.

 

El pacto de Urbain Granadier

Entre los pactos más famosos hechos con el demonio, está el del sacerdote Urbain Granadier, un francés de creencias católicas que resolvió negociar su propia alma con el Señor del Mal. Cuando la traición se descubrió, el padre Urbain fue quemado en la hoguera – bendita justicia divina.

pacto diablo

Pasándose por el arco del triunfo todos los preceptos de la Iglesia Católica, Urbain no era muy adepto al celibato e, incluso, era famoso por ser un “casanova”. En 1632 un grupo de monjas acusó al padre de haberlas embrujado, facilitando el acceso a algunos seres malignos, mismos que abusaron de las damas.

pacto demonios

En su juicio, Urbain fue objeto de tortura hasta que confesó que había hecho un pacto con varios demonios. El pacto en sí, que puedes ver en la imagen superior, fue escrito en latín hacia atrás, e incluso tiene la firma del propio Satanás. En seguida, te presentamos la traducción de este pacto:

“Nosotros, el influyente Lucifer, el joven Satanás, Belcebú, Leviatán, Elimi, y Astaroth, además de otros, aceptamos hoy el pacto de Urbain Grandier, que es nuestro. A él prometemos el amor de las mujeres, las flores de las vírgenes, el respeto de los monarcas, honores, lujuria y poder.

Se prostituirá durante tres días, y podrá disfrutar de la fiesta. Una vez al año deberá ofrecernos un sello de sangre, y todas las cosas santas de la iglesia deberá pisotear y nos hará muchas preguntas. Con este pacto vivirá feliz por veinte años en la tierra de los hombres, y más tarde se unirá a nosotros para pecar contra Dios”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s