Archivos de la categoría ‘CIENCIA’

¿Qué podríamos decir que sabemos de historia? Bien, parece que no mucho. Lo que pensamos que sabemos está cambiando constantemente a la luz de los nuevos descubrimientos.

Un reciente estudio de carbono, efectuado en una pirámide en Bosnia, prueba que ésta tiene por lo menos 25.000 años.

La mayoría de los científicos e historiadores, sin embargo, creían que la civilización humana comenzó hace unos 5.000 años con los sumerios y los babilonios. Pero luego, se hallaron artefactos mucho más antiguos. Estos descubrimientos sugieren que hubo una civilización prehistórica, alrededor del mundo, altamente avanzada.

Dos arqueólogos italianos, el Dr. Ricarrdo Brett y Niccolo Bisconti encontraron un fragmento de materia orgánica en la pirámide de Bosnia.

Ellos pudieron realizar la prueba de carbono al material dentro de la pirámide misma. Este estudio ubica a la pirámide 20.000 años antes que las civilizaciones sumerias y babilonias.

Cuando la pirámide de Bosnia fue descubierta en 2.005, los investigadores sólo pudieron calcular la edad de la tierra que cubría la pirámide, que tiene aproximadamente 12.000 años.

“La materia orgánica encontrada en la Pirámide del Sol y su análisis biológico nos dice que las pirámides tienen más de 12.500 años de edad. Las más antiguas del planeta”.

Podríamos preguntarnos cómo es que una pirámide de semejante tamaño pudo haber permanecido oculta en Europa por tantos años. Hasta su descubrimiento era conocida sólo como la colina Visoko. Efectivamente, se pensó que era una colina, lo cual no es sorprendente, considerando su tamaño y el hecho de que está cubierta de tierra y de vegetación.

Aún no se ha encontrado ninguna entrada a la pirámide, pero, lentamente se está descubriendo una intrincada red de túneles bajo la misma.

El Dr. Semir Osmanagich, investigador de la pirámide de Bosnia comenta a NTDTV: “Bajo el valle de las pirámides en Bosnia, se encuentra la más extensa red de túneles subterráneos. Abarcan decenas de kilómetros. Y en aquellos túneles, el descubrimiento de enormes bloques de cerámica que alcanzan una masa de ocho mil Kilogramos”.

Aún hay científicos y arqueólogos que se oponen a la idea de una civilización antigua anterior a los cinco mil años.

Sin embargo, éste último hallazgo respalda la teoría de que existieron civilizaciones muy avanzadas, antes del inicio de la presente.

Anuncios

La partícula de Dios: si el universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta? es un libro de divulgación científica de 1993 escrito por el físico ganador del premio Nobel Leon M. Lederman y el escritor de ciencias Dick Teresi. Con una narrativa ligeramente humorística, metafórica y vívida, el libro proporciona una breve historia de la física de partículas, iniciando con el filósofo griego presocrático Demócrito y continua con Isaac Newton, Roger Joseph Boscovich, Michael Faraday, y Ernest Rutherford y la física cuántica en el siglo XX.

Lederman explicó que puso el apodo «La partícula de Dios» (The God Particle en inglés) al bosón de Higgs porque la consideró «demasiado central para la física de hoy en día, demasiado crucial para nuestra comprensión de la estructura de la materia, aunque muy evasiva», pero en son de broma añadió que la segunda razón fue porque «la editorial no les dejó llamarla “La maldita partícula” (The Goddamn Particle), aunque ese sea un título más apropiado, dada su naturaleza villana y el costo que está causando»

 

La obra inicia con un epígrafe de Demócrito que recita: «Nada existe excepto los átomos y el espacio vacío. Todo lo demás es opinión» La historia empieza en el año 430 a. C. cuando un filósofo griego huele el pan que se cuece en el horno y se imagina que una partícula invisible es la responsable de construir toda la materia. Posteriormente, la llama á-tomo (que significa «no divisible») y se convierte en la búsqueda más larga de la historia de la ciencia: 2.500 años de experimentos hasta la fecha.2 Además, explica una metáfora de un partido de fútbol con una pelota invisible para describir el proceso por el cual se deduce la existencia de las partículas.11 Junto a este, se lee una breve historia contextual sobre cómo llegó a la física de las partículas.

Luego, en un sueño ficticio, el autor tiene una diálogo socrático con Demócrito, un antiguo filósofo griego que vivió durante el período clásico, el cual es presentado (con ciertos cómicos) como si tuviera conocimientos sobre la tecnología actual.13 Más adelante, hace referencias a Galileo, Tycho Brahe, Johannes Kepler e Isaac Newton.14 Posteriormente, habla sobre físicos del siglo XVIII hacia adelante incluyendo a J.J. Thomson, John Dalton y Dmitri Mendeleev (1834–1907).

En una pintura, detalla la evolución de la física clásica hasta el nacimiento de la física cuántica.16 Menciona el desarrollo de los aceleradores de partículas, y un capítulo con una descripción más extensa sobre el uso de la palabra «a-tomo» para referirse a la partícula fundamental e indivisible de Demócrito.17 18 En el capítulo 8, habla principalmente de la ruptura espontánea de simetría electrodébil y el bosón de Higgs.19 Finalmente, mira en la astrofísica y describe las evidencias sobre el Big Bang.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los americanos crearon el Proyecto Manhattan para construir una bomba atómica antes que los nazis. Hoy arrojaremos algo más de luz a los entresijos de este proyecto.

"Operation Upshot-Knothole - Badger 001" by Federal Government of the United States. Licensed under Public domain via Wikimedia Commons.

El pasado 1 de septiembre se cumplió el 75º aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Durante dicha guerra que duró 6 años, hubo numerosos factores que influyeron en la duración y finalización del conflicto, pero quizás uno de los factores más determinantes fue el lanzamiento de dos bombas atómicas por parte de los EEUU a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en Japón el 6 y 9 de agosto de 1945, respectivamente. Esto, junto con la entrada de la Unión Soviética en el frente japonés pocos días después aceleró la rendición incondicional de Japón el 15 de agosto de 1945. Por tanto, la pregunta que quedaría por responder sería: ¿de dónde surgieron estas bombas atómicas que utilizó EEUU?

Albert Einstein

Para contestar a esta pregunta nos debemos remontarnos al inicio de la guerra. En esta época los científicos nucleares Leó Szilárd, Edward Teller y Eugene Wigner, refugiados judíos provenientes de Hungría, creían que la energía liberada por la fisión nuclear podía ser utilizada para la producción de bombas por los alemanes, por lo que convencieron a Albert Einstein para advertir al presidente Roosevelt de este peligro por medio de una carta que Szilárd escribió y fue enviada el 2 de agosto de 1939. En respuesta a la advertencia, Roosevelt incrementó las investigaciones sobre las implicaciones en la seguridad nacional de la fisión nuclear.

Con una simple carta se inició el Proyecto Manhattan, nombre en clave del proyecto nuclear de EEUU, y que emplearía 130000 empleados con un coste final de 2 billones de dólares (26 billones según la inflación actual), y todo orientado a un objetivo: superar al proyecto nuclear nazi (nombre en claveProyecto Uranio) dirigido por Ernest Heisenberg mediante el desarrollo de una bomba atómica funcional, la cual fue autorizada para ser creada por el presidente Roosevelt el 9 de octubre de 1941. Fíjese el lector de que la autorización para esta bomba atómica fue antes de la propia entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, que se produjo apenas dos meses después del ataque en la base de Pearl Harbor por parte del imperio japonés

Ubicaciones del Proyecto Manhattan. [Fuente](http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Manhattan_Project_US_Map.png).

Divididos en numerosos laboratorios, destacando principalmente el laboratorio de Los Álamos y las instalaciones de Oak Ridge, donde se encontraba la base de operaciones y el día a día del proyecto era controlado, el Proyecto Manhattan tuvo numerosos problemas pese a contar con Reino Unido y Canadá como aliados, especialmente el problema del espionaje por parte de los soviéticos (los cuales eran sus propios aliados en la guerra) y que espiaban para su propio programa de desarrollo nuclear, laOperación Borodino. De hecho, durante la batalla final de Berlín los soviéticos tenían como objetivo La Casa de los Virus donde se estaban llevando a cabo las investigaciones del Proyecto Uranio.

General de tres estrellas Leslie Groves. [Fuente](http://es.wikipedia.org/wiki/Leslie_Groves#mediaviewer/File:Leslie_Groves.jpg)

Durante el Proyecto Manhattan, notables eminencias científicas como Robert Oppenheimer, Niels Böhr, Enrico Fermi, Ernest Lawrence o Albert Einstein, estuvieron involucrados en mayor o menor medida en este esfuerzo conjunto. Sin embargo, tanto la financiación como el control y la seguridad estuvieron respectivamente a cargo del gobierno y el ejército de los EEUU. De hecho, el control del programa estuvo bajo la supervisión del general de tres estrellas Leslie Groves, un hombre conocido por su belicidad y aversión por el pueblo japonés, lo cual fue algo que influyó en la decisión de utilizar finalmente las bombas atómicas.

Aunque el proceso a la hora de fabricar estas bombas da para muchas páginas y muchos libros, intentaré resumirlo lo máximo posible y que se entienda lo esencial: durante el Proyecto Manhattan hubo cuatro diseños para bombas, denominados Fat Man, Little Boy, The Gadget y Thin Man. Thin Man fue en un principio el proyecto elegido para la construcción de la bomba atómica, basándose en el diseño gun-type, la cual utilizaba un diseño muy simple en el que una “bala” hueca, con una masa inferior a la necesaria para crear una reacción en cadena, es disparada a un núcleo sólido con una masa que sí puede crear una reacción. La bala alcanza y comprime el núcleo, se produce la fisión y la bomba explota, por lo que para funcionar necesitaba una longitud mucho mayor de las armas que vemos actualmente, llegando a más de 5 metros de longitud.

Sin embargo, había un problema, y es que Thin Man utilizaba plutonio como combustible para detonar. El problema con esto es que los científicos habían descubierto que los reactores en Hanford (Washington) que producían el plutonio que se utilizaría no era tan puro como las muestras que había en laboratorios, y contenía trazas de Plutonio 240, un isótopo con un ratio de fisión espontánea muy rápido, con lo que el combustible detonaría antes de tiempo. Por tanto, el diseño Thin Man fue descartado y la atención se centró en el diseño Little Boy.

Little Boy contaba con el mismo tipo de diseño que Thin Man, con la diferencia de que utilizaba uranio en lugar de plutonio, y el cual tiene un ratio de fisión espontánea más lento, por lo que no detonaría antes de tiempo. Además, este diseño era mucho más simple, por lo que no tendría que contar con tantos seguros y comprobaciones como ocurría con Thin Man, por lo que la tasa de fabricación de estas bombas atómicas sería más rápido, en caso de que fuera necesario utilizarlas.

Réplicas de Fat Man (amarillo) y Little Boy (verde). [Fuente](http://waltzingmatildavan.wordpress.com/2012/04/03/petroglyphs-an-atomic-cannon-and-prehistoric-cliff-dwellings/).

Aparte, tanto los científicos como los altos mandos militares no estaban dispuestos a descartar el plutonio como combustible para sus armas. Ya había quedado demostrado que para las armas con diseño gun-type no eran adecuado. Pero aquí es dónde entra los otros dos diseños restantes, Fat Man y The Gadget, los cuales utilizaban el mismo principio de implosión. El modelo de implosión utiliza una esfera hueca que contiene un complejo entramado de dispositivos y detonadores rodeando un núcleo que puede ser fisionado, pero aún no cuenta con la masa supercrítica necesaria para hacerlo. Es entonces cuando los explosivos son detonados de una determinada forma que permite comprimir el núcleo a una densidad supercrítica, para que ocurra la fisión y la bomba explote.

Seth Neddermeyer, creador del modelo de implosión de Fat Man.

Este diseño de implosión, a pesar de ser más seguro que el otro modelo de detonación y poder utilizar tanto uranio como plutonio como combustible, fue creado por Seth Neddermeyer (el cual sirvió de inspiración para el Dr. Winter en la serie Manhattan) y era altamente complejo, por lo que era necesaria una prueba antes de poder ser utilizado como arma. Esta prueba del diseño de implosión se produjo en el desierto de Nuevo México, EEUU, el 16 de julio de 1945 mediante la bomba Trinity, la cual detonó exitosamente y fue la primera bomba nuclear detonada en la historia de la humanidad. Ya era una realidad: EEUU contaba con armas nucleares funcionales y la cuestión era si acabaría utilizando este poder o no.

El resto de la historia es más o menos conocida por todos: el 6 de agosto de 1945, aproximadamente a las 8:15 de la mañana, un B-29 modificado con el nombre Enola Gay soltó la bomba Little Boy basada en el diseño gun-type sobre la ciudad de Hiroshima mediante la autorización del presidente Truman,matando a 140000 personas inocentes. Este tipo de bomba no fue probado antes de esta bomba como pasó con Trinity, debido a que los científicos y militares a cargo del programa conocían la efectividad de la misma, con un diseño extremadamente simple. Una macabra anécdota de este hecho sería que, después de la detonación sobre Hiroshima, Einstein comentaría debido al arrepentimiendo de lo que había ayudado a crear: debería quemarme los dedos con los que escribí aquella primera carta a Roosevelt.

Tripulación del Enola Gay junto con el avión que lanzó Little Boy sobre Hiroshima. [Fuente](http://navarrobadia.blogspot.com.es/2012/07/enola-gay-hiroshima-1945.html).

La polémica sobre la utilización de estas bombas llega hasta nuestros días. Personalmente, lo considero una muestra de poder innecesaria destinada, más que a finalizar el conflicto, para demostrar el poder que poseía EEUU para la Guerra Fría que se avecinaba. La serie de televisión Manhattanretrata muy bien el ideal que tenían estos científicos que crearon el arma más poderosa de la humanidad, los cuales trabajaron para crear un arma tan poderosa que ningún hombre cuerdo se planteara jamás utilizar. Por desgracia, ellos no eran los responsables de la decisión final, y quizás hubiera habido otro final para este cruento conflicto de haber sido así.

El manuscrito Voynich

Publicado: diciembre 5, 2014 en ARQUEOLOGIA, CIENCIA, INEXPLICABLE
Etiquetas:

El manuscrito Voynich es un libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés.

A lo largo de su existencia comprobada el manuscrito ha sido objeto de intensos estudios por numerosos criptógrafos profesionales y aficionados, incluyendo destacados especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial. Hasta febrero de 2014 ninguno había conseguido descifrar una sola palabra. Esta sucesión de fracasos ha convertido al manuscrito en el Santo Grial de la criptografía histórica, pero a la vez ha alimentado la teoría de que el libro no es más que un elaborado engaño, una secuencia de símbolos al azar sin sentido alguno.

En febrero de 2014, Stephen Bax, profesor de la Universidad de Bedfordshire (Reino Unido), anunció haber descifrado el manuscrito en forma parcial.

Sin embargo, el que cumpla la ley de Zipf (que establece que en todas las lenguas humanas la palabra más frecuente en una gran cantidad de texto aparece el doble de veces que la segunda más frecuente, el triple que la tercera más frecuente, el cuádruple que la cuarta, etcétera) hace pensar que se trata no sólo de un texto redactado en un lenguaje concreto, sino también que ese lenguaje se basa en alguna lengua natural, ya que los lenguajes artificiales, como los élficos de Tolkien o el klingon de Star Trek, no cumplen esta regla. Es prácticamente imposible que el autor del manuscrito Voynich conociera dicha ley, enunciada varios siglos después, y que por tanto la aplicase a una lengua inventada por él.

El nombre del manuscrito se debe al especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Actualmente está catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.

En 2009, investigaciones de la Universidad de Arizona (EE.UU.) demostraron, mediante la prueba del carbono 14, y con una fiabilidad del 95 %, que el pergamino del manuscrito podía datarse entre 1404 y 1438.2 3 Por otra parte, el McCrone Research Institute de Chicago demostró que la tinta fue aplicada no mucho después, confirmando así que el manuscrito es un auténtico documento medieval.

Sobre el lugar en que pudo haberse escrito, existen pocas pistas. En una de sus ilustraciones aparece una ciudad amurallada, y son sus almenas dibujadas las que aportan una orientación. Su forma es la de las almenas llamadas de cola de golondrina, un estilo estético que, más tarde, en el Renacimiento, se popularizó por toda Europa, pero que en el momento en que se supone que se elaboró el manuscrito, según los últimos estudios de la Universidad de Arizona, solo se podía encontrar en el norte de Italia, quizá en la amplia región entre Milán y Venecia.

Según estudios publicados en 2014, por el botánico Arthur Tucker de la Universidad Estatal de Delaware, el origen del manuscrito podría ser mesoamericano. Esta teoría se basa en la similitud de algunas plantas ilustradas en el manuscrito con sus contrapartes americanas y en el hecho de que el estilo con el que están realizadas dichas ilustraciones concuerda con el estilo usado en ilustraciones botánicas del siglo XVI en México.

El libro tiene alrededor de 240 páginas de pergamino, con vacíos en la numeración de las mismas (la cual es aparentemente posterior al texto, quizás del siglo XVI), lo que sugiere que varias páginas se habían extraviado ya antes de su compra por Voynich. Para evitar extravíos posteriores, el padre Theodore C. Petersen lo fotocopió en 1931, repartiendo dichas copias entre varios investigadores interesados en su estudio e intento de traducción. Se utilizó pluma de ave para escribir el texto y dibujar las figuras con pintura de colores; según se puede apreciar, el texto es posterior a las figuras, ya que en numerosas ocasiones el texto aparece tocando el borde de las imágenes, algo que no ocurriría si éstas hubiesen sido añadidas posteriormente.

 

El texto (llamado voynichés) fue claramente escrito de izquierda a derecha, con un margen derecho desigual. Las secciones más largas se encuentran partidas en párrafos, a menudo con “viñetas” en el margen izquierdo. No hay evidencia de signos de puntuación.

El texto es fluido, como si el escriba entendiera lo que estaba escribiendo mientras lo hacía; el manuscrito no da la impresión de que cada carácter haya tenido que ser calculado antes de ser escrito en la página.

El texto consiste de más de 170.000 glifos, normalmente separados unos de otros por pequeños espacios. La mayoría de los glifos están escritos con uno o dos trazos simples. Considerando que existen disputas sobre si ciertos glifos son distintos o no, se calcula que el alfabeto entero consta de entre 20 y 30 glifos totales para casi todo el texto, con raras excepciones de algunas docenas de caracteres “extraños”, encontrados una o dos veces en todo el texto.

Los espacios más anchos dividen el texto en alrededor de 35.000 “palabras” de longitud variada. Estas parecen seguir una cierta fonética o reglas ortográficas de cierto tipo; por ejemplo, algunos caracteres deben aparecer en cada palabra (como las vocales en el castellano), algunos caracteres nunca siguen a otros, algunos pueden ser dobles pero otros no.

El análisis estadístico del texto reveló patrones similares a los de lenguas naturales. Por ejemplo, la frecuencia de palabras sigue la Ley de Zipf y la entropía (alrededor de 10 bits por palabra) es similar a aquella de textos en latín. Algunas palabras aparecen exclusivamente en ciertas secciones, o sólo en algunas páginas; otras son frecuentes en todo el manuscrito. Existen muy pocas repeticiones entre las miles de “leyendas” adjuntas a las ilustraciones. En la sección herbario, la primera palabra de cada página aparece solamente en esa página, pudiendo representar el nombre de la planta.

Por otro lado, el “idioma” del manuscrito Voynich, el voynichés, es distinto de los idiomas europeos en varios aspectos. En particular, no existen palabras con más de 10 “letras”. Además, la distribución de letras dentro de una palabra es algo peculiar: algunos caracteres aparecen solamente al principio de una palabra, otros solamente al final y algunos siempre en el medio. Tal característica es muy particular en lenguas como el árabe, donde la misma letra se representa de diferentes formas, dependiendo de su posición en la palabra, por lo que se escribe diferentemente al inicio, en el centro o al final, lo que puede dar a entender que se trata de un alfabeto más reducido, en el entendido de que se ven como símbolos distintos lo que podría ser el mismo.

El texto parece ser más repetitivo que los típicos idiomas europeos: existen secuencias en las cuales la misma palabra común aparece hasta tres veces consecutivas.

La Alemania Nazi estaba trabajando en un proyecto súper secreto durante la Segunda Guerra Mundial, que ha sido bautizado como “Wunderwaffe”, o el Arma maravilla. Tenia otros nombres; nazi-Bell, The Bell, Die Glocke para nombrar unos pocos. Este aparato o artilugio que los nazis estaban construyendo supuestamente estaba probando las teorías anti-gravedad que tan en boga estaban en ese tiempo, así como crear súper hombres.

 

Los rumores de la Campana fueron de que se trataba de un avión, súper secreto, y que haría ganar la guerra a los nazis. Pero resulta que, la Campana nazi no era un avión, sino tal vez una máquina del tiempo o generador de un agujero de gusano. Se dice que tenia cerca de 2.7 a 3 metros de alto y 3.65 metros a 4.6 metros de diámetro. Era una especie de propulsión electromagnética. Tenía dos cilindros que giraban en sentido contrario al de las manecillas de un reloj y que se llenaban de Xerium 525, que le daba la propiedad de brillar de un color violeta cuando se activaba.

El Xerium 525 era elemento desconocido, pero quizás era Mercurio rojo? La campana también emitía grandes cantidades de radiación cuando se activaba. Los trabajadores supuestamente sufrían de vértigo severo, problemas para dormir, e incluso 5 murieron por la radiación. Un dispositivo por encima del suelo se utilizó también con la campana, llamado el atrapamoscas o Henge, y de hecho estaba conectado a la campana. Su propósito es todavía un rompecabezas. Ahora bien, según algunas teorías, si se utiliza la frecuencia correcta y los campos electromagnéticos adecuados, puede generar algunos fenómenos muy extraños!

Las cosas pueden aparecer y desaparecer y más. Bueno, esto suena muy parecido a las divagaciones de John Hutchinson, el físico autodidacta, que supuestamente descubrió el “Efecto Hutchinson”. Pero sus divagaciones sobre los campos electromagnéticos y frecuencias sonoras como las mismas demandas que los nazis eran ayudados por tecnologia inversa provenientes de OVNIs. Me pregunto si Hutchinson obtuvo su información de los alemanes? Die_Glocke La campana nazi llegó por primera vez a la luz gracias a un libro de Igor Witkowski.

Él escribió que había conseguido su información de un oficial nazi de las SS, Jakob Sporrenberg. Y eso le mostraron transcripciones clasificados en 1997. Entonces, un día, el autor Nick Cook encuentra un artículo misterioso sobre su escritorio a partir de 1956 titulado “The G-Engines are Coming”. El artículo describe los pasos para que pilotos desciendan de un avión flotante y sin alas. Los avances sobre la Anti-gravedad se esperaba un día cualquiera en aquel entonces. Las investigaciones y estudios se llevaron a cabo en la mina de Wenceslao en Polonia, donde los científicos de las SS experimentaron con la Campana y el atrapamoscas. La mina corre varios kilómetros en la montaña, lo que la convierte en un lugar muy seguro.

Seguro ante los bombardeos, fácil de montar proyectos y pruebas secretas. Aún se pueden ver restos del atrapamoscas de hoy. Cuando los nazis huyeron en 1945, sellaron los túneles, y hoy en día, los túneles han sido inundados. ¿Qué hizo que abandonaran todo y lo dejaran atrás? La campana también fue tomada, pero ¿por quién y dónde? Nick Cook escribió un libro de no-ficción “The Hunt for Zero Point”, que recibió más atención que los Witkowski. La Campana Nazi es ahora un éxito. La campana y el atrapamoscas También se ha reportado que Hitler, creía que el proyecto Bell era tan importante para ganar la guerra, por eso mató a más de 60 de sus propios científicos que trabajaron en el proyecto porque no veía avances en el mismo. El autor Jim Marrs, también escribió un libro acerca de la Campana nazi y el atrapamoscas, y cree que un agujero de gusano podría haber sido creado cuando se probaba, lo que haría que fuera prueba de la desaparición de tantos involucrados en el proyecto. Aunque Sporrenberg fue capturado por los aliados, y durante el interrogatorio, reveló sobre los experimentos secretos. Fue todo esto una invension de su mente? ¿Sabía Sporrenberg hacer todo esto? Hay algo de verdad a la Campana Nazi y la anti-gravedad o máquinas del tiempo? Para muchos el OVNI de Kecksburg es una prueba como tal de la campana.

El ovni se estrelló en Kecksburg diciembre de 1965. Ese ovni fue descrito como una nave en forma de campana, como una punta de ojiva alemán o algo similar. Algunos especulan que el ovni era en realidad la Campana Nazi! ¿Podría ser realmente la Campana Nazi? ¿Dónde ha estado todos estos años? ¿Podría ser otra campana nazi construido por alguien más? Durante la evacuación nazi, la Campana había desaparecido – se la llevaron con ellos los nazis. O que habrán hecho con ella los aliados? Hay varias posibilidades aquí, si en realidad sospecho que los nazis tuvieron éxito con los experimentos de la campana. Tal vez alguien tomó la Campana. Tal vez trajeron la campana a los EE.UU. como parte de la Operación Paperclip. U otra idea. Es muy bien sabido que muchos de los miembros claves del proyecto desaparecieron y nunca más se volvieron a ver. Algunos fueron asesinados. Algunos escaparon. ¿Y qué posibilidad hay de que la campana fuera una máquina del tiempo, que funcionó. Tal vez escapó por el espacio tiempo! Desaparecida entonces volvió a aparecer en 1965 como el OVNI Kecksburg!

Y ahora el gobierno de EE.UU. está llevando a cabo una investigación exhaustiva. O se escapó a través de la máquina del tiempo en 1945 y en un abrir y cerrar de ojos, apareció en 1965! Eso sería una exageración, lo sé. Un fantástico tramo real. Pero, puesto que no sabemos nada de las máquinas del tiempo, cualquier cosa podría ser posible, ¿verdad? Algo para pensar de todos modos. Recientemente, en 2001, alguien construyó una pequeña réplica de la Campana nazi a partir de bocetos de los nazis proporcionados por Sporrenburg, que estaba a cargo del proyecto en la mina durante la guerra. Y de acuerdo a las personas que lo construyeron, realmente funciona! Una vez más, quiero pruebas! ¿Dónde están los barcos flotantes y los coches? ¿Dónde está el agujero de gusano? Ahora, otra versión, más grande de la Campana ha sido construida y está en espera de experimentación, pero la financiación se ha ralentizado el proceso se detuvo. Se necesita de mucha energía para funcionar.

Hasta experimentos más concretos, que no sean dudosos vídeos de Hutchinson, salen a la luz y validan los reclamos de Sporrenberg respecto a la Campana nazi y atrapamoscas, sólo tendrá que reflexionar sobre el “qué pasaría si funcionara”.

VIRUS ZOMBIE

Publicado: julio 15, 2014 en CIENCIA, CRIATURAS
Etiquetas:

Pesadilla al alcance de la Biología

En las películas de ciencia ficción se muestra como un virus puede convertir a toda una población en criaturas similares a zombies, como se aprecia en 28 días después y Soy leyenda. Aunque los humanos fallecidos no pueden volver a la vida, sí existen enfermedades que pueden inducir estados agresivos y comportamientos similares al de los zombies.

En un documental llamado “La verdad detrás de los Zombies”, expuesto por el canal National Geographic, explican cómo hay enfermedades que pueden afectar las facultades mentales de las personas. Como es el caso de la rabia, una enfermedad viral que infecta el sistema nervioso central, y puede convertir a la persona en un violento demente de acuerdo con Samita Andreansky, una viróloga de la Universidad de Miami en la escuela de Medicina de Miller, en Florida, Estados Unidos.

Virus científico

La mezcla de la rabia con la capacidad de esparcimiento de la gripe por medio del ambiente, podría crear el temido Apocalipsis zombie. Sin embargo, a diferencia de los infectados de las películas que se transforman rápidamente, los afligidos por la rabia presentan primero síntomas como: ansiedad, confusión, alucinaciones y parálisis. Características que no son visibles hasta casi diez años, debido al período de incubación del virus en el organismo, pero una vez que se manifiesta puede ser fatal si no se trata con tiempo.

virus3

De acuerdo con los científicos, mutaciones en el virus de la rabia son posibles dependiendo del organismo, y esto puede acelerar el proceso de incubación. Muchos virus tienen altos índices para mutar constantemente para evadir las defensas del organismo de sus huéspedes. Andreansky añadió que si el virus de la rabia pudiera mutar rápidamente, este podría causar una infección en cuestión de horas.

Un virus aerotransportado de la rabia puede producir el virus de la ira y crear un brote de “infectados” como en las películas, pero tendría que ser más contagioso. Los humanos suelen contagiarse de rabia tras ser mordidos por animales como perros, murciélagos, entre otros, pero la infección se detiene allí. Gracias a la vacunas las personas no suelen contraer rabia y mucho menos mueren a causa de ésta.

Virus combinados

Un medio más rápido de infección sería por el aire, prestando atributos del virus influenza para que el brote sea igual como en las películas de ciencia ficción, de esta forma la rabia se esparciría con gran velocidad en el mundo. De acuerdo con Max Mogk, director de la sociedad de investigación zombie, “la rabia tiene que transportarse por el aire para tener un brote como el del filme 28 días después”.

virus2

Existen diferentes tipos del mismo virus, los cuales cambian de acuerdo al proceso conocido como redistribución, esto se debe al código genético de cada persona. Sin embargo algunos virus no se adaptan a la naturaleza. En la actualidad no hay registros de virus como la rabia y la influenza que presten sus cualidades, porque son muy diferentes y no comparten la misma información genética.

virus4Receta de virus zombie

“Imagínese un escenario en el que, mediante técnicas de ingeniería genética, el virus de la rabia se mezcla con el de la gripe para que sea transmisible por el aire, con el del sarampión para que produzca cambios en la personalidad, y con el de la encefalitis para que el cerebro arda de fiebre y aumente la agresividad, por último se añade el ébola para que el infectado sangre por los poros… todo esto combinado produciría algo similar a un virus zombi”, esta frase pertenece a la viróloga Samita Andreansky. Sin embargo la Naturaleza no permite que esto pueda hacerse y por consiguiente solo se conseguiría un virus muerto.

 

Siete años después de los ensayos nucleares en Alamogordo, Nuevo México, el Dr. J. Robert Oppenheimer, el padre de la bomba atómica, estaba dando conferencias en una Universidad cuando un estudiante preguntó si existían otras pruebas atómicas de los Estados Unidos antes de Alamogordo.

 

“Sí, en los tiempos modernos, “ respondió.

image

La sentencia, enigmática e incomprensible a la vez, era realmente una alusión a los antiguos textos hindúes que describen una catástrofe apocalíptica que no se correlacionan con otros fenómenos conocidos o erupciones volcánicas. Oppenheimer, quien estudió con avidez el Sánscrito antiguo, sin duda se refería a un pasaje en “El Bhagavad Gita” que describe un desastre global causado por “un arma desconocida, un rayo de hierro”.

 

Aunque puede ser alarmante para la comunidad científica el hablar de la existencia de armas atómicas antes del ciclo actual de la civilización, evidencia de este fenómeno parece susurrar sus versos en todos los rincones del planeta.

 

Cristal del desierto

image

Esta evidencia proviene no sólo de los versículos hindúes, sino también de amplias extensiones de fragmentos de vidrio fundido diseminadas en muchos desiertos del mundo. Cristales de silicio, curiosamente moldeados, se asemejan notablemente a los mismos fragmentos encontrados después de las explosiones nucleares en el sitio de pruebas atómica de White Sands en Alamogordo.

 

En diciembre de 1932, Patrick Clayton, un topógrafo de la Egyptian Geological Survey, condujo entre las dunas del gran mar de arena, cerca de la meseta de Saad en Egipto, cuando oyó que algo se trituraba debajo de las ruedas. Cuando examinó lo que estaba causando el sonido, encontró grandes trozos de vidrio en la arena. El hallazgo atrajo la atención de geólogos del mundo y plantó la semilla para uno de los mayores enigmas científicos modernos. ¿Qué fenómeno podría ser capaz de elevar la temperatura de la arena del desierto a por lo menos 3.300 grados Fahrenheit, en hojas grandes de vidrio fundido de color amarillo-verde?

image

Mi entras pasaba a través White Sands missile range de Alamogordo, Albion W. Hart, uno de los primeros ingenieros en graduarse en el Massachusetts Institute of Technology, observo que los trozos de vidrio dejados por las pruebas nucleares eran idénticas a las formaciones que se observó en el desierto africano hace 50 años atrás. Sin embargo, la extensión del material fundido en el desierto requeriría que la explosión sea 10.000 veces más potente que la observada en Nuevo México.

 

Muchos científicos han intentado explicar la dispersión de grandes rocas de vidrio en los desiertos de Libia, el Sahara, Mojave y muchos otros lugares del mundo, como producto de impactos de algún meteorito gigantesco. Sin embargo, debido a la ausencia de cráteres en el desierto que lo acompañen, la teoría no se sostiene. Imágenes de satélite ni sonar ha sido capaz de encontrar algún agujero.

 

Además, las rocas de cristal se encuentra en el desierto de Libia presentan un grado de transparencia y pureza de 99% que no es típico en las fusiones que se generan el las caídas de meteoritos, en el que hierro y otros materiales son mezclados con el silicio fundido después del impacto.

 

image

Aún así, los científicos han propuesto que los meteoritos que causo las rocas de cristal podrían haber explotado varios kilómetros sobre la superficie de la Tierra, relacionadolo con el evento de Tunguska, o simplemente rebotó de tal manera que se llevaron consigo la evidencia de los efectos, pero dejando el calor de la fricción.

 

Sin embargo, esto no explica cómo dos de las áreas que se encuentran muy cerca en el desierto de Libia muestran el mismo patrón: la probabilidad de dos impactos de meteorito tan cerca es muy baja. Ni explicar la ausencia de agua en las muestras de tectita cuando estas áreas de impacto se pensaban que estaban cubiertas hace unos 14.000 años.

 

Catástrofe nuclear en Mohenjo Daro

image

Una antigua ciudad, densamente poblada en Pakistán, fue destruida instantáneamente, 2000 años antes de Cristo por una increíble explosión que sólo pudo haber sido causada por una bomba atómica.

 

Ésa es la conclusión de un investigador británico, David Davenport que se pasó 12 años estudiando las antiguas escrituras hindúes y la evidencia en el sitio dónde la gran ciudad – Mohenjo Daro estuvo alguna vez de pie.

Lo que se encontró en el sitio de Mohenjo Daro corresponde exactamente a Nagasaki, declaró Davenport, imageLord David William Davenport (izquierda) con Ettore Vicenti (derecha), en Pakistán quien publicó sus sorprendentes resultados en un asombroso libro “Destrucción Atómica en el 2000 B.C.” (Milán, Italia, 1979). Había un epicentro como de 50 yardas de ancho, donde todo fue cristalizado, fundido o derretido, dijo.

 

A sesenta yardas del centro, los ladrillos están fundidos en un lado, indicando una explosión. El horrible y misterioso evento de hace 4, 000 años, que derribó Mohenjo Daro, fue grabado en un antiguo manuscrito hindú llamado Mahabharata, que ha sido custodiado por santos varones durante siglos:

 

Humo blanco caliente, que era mil veces más luminoso que el sol subió en brillo infinito y redujo la ciudad a cenizas, se lee en el relato. El agua hirvió …caballos y carrozas de guerra fueron quemados por los miles.. . los cadáveres de los caídos fueron mutilados por el terrible calor, tanto que ya no parecían como seres humanos…

 

image

La descripción concluye:

‘era una vista terrible de ver… nunca antes hemos visto un arma tan terrible.’

 

Basado en sus estudios de muchos manuscritos antiguos, Davenport cree que el fin de Mohenjo Daro estaba vinculado a un estado de guerra entre los arios y los mongoles. Los Arios controlaban regiones donde alienígenas espaciales minaban minerales y explotaban otros recursos naturales, cree él.

Porque era una ciudad mongol, los alienígenas habían estado de acuerdo en destruir Mohenjo Daro en nombre de los arios. Los alienígenas necesitaban la amistad de los reyes arios para poder continuar con su búsqueda e investigación, explicó Davenport.

 

Ruinas de Mohenjo Daro

 

Los textos nos dicen que a los 30, 000 habitantes les dieron siete días para evacuar – una clara advertencia que todo estaba por ser destruido. Obviamente, algunas personas no consideraron la advertencia, porque en 1927 fueron encontrados 44 esqueletos humanos allí, sólo unos años después de que la ciudad fue descubierta.

image

image

image

image

 

Todos los esqueletos estaban allanados a tierra. Por ejemplo, se encontraron un padre, madre y niño allanados en la calle, con la cara hacia el suelo, todavía sosteniéndose las manos. Interesantemente, los textos antiguos se refieren repetidamente a los Vimanas, o carros volantes que vuelan con su propio poder, agregó.

 

David Davenport (1996), quien pasó 12 años estudiando las antiguas escrituras hindúes y la evidencia en el sitio antiguo de Mohenjo-Daro, declaró en 1996 que la ciudad fue instantáneamente destruida alrededor del 2, 000 A.C. Las ruinas de la ciudad revelan el epicentro de la explosión que mide 50 yardas de ancho.

 

En esta ubicación, todo estaba cristalizado, fundido o derretido. A sesenta yardas del centro, los ladrillos fueron fundidos de un lado, lo que indica una explosión… el horrible evento misterioso de hace 4, 000 años fue grabado en el Mahabharata.

 

La intrigante teoría de Davenport se ha encontrado con intenso interés en la comunidad científica. El nacionalmente conocido especialista William Sturm dijo:

‘la fusión de ladrillos en Mohenjo Daro no podría haber sido causada por un fuego normal…’

 

El Profesor Antonio Castellani, ingeniero espacial en Roma, agregó:

‘es posible que lo que pasó a Mohenjo Daro no fuera un fenómeno natural…’

 

En conclusión

Muchos historiadores dicen que hubo una guerra nulear en la antigüedad mientras otros dicen que no. Según, mi investigación creo que existió una guerra nuclear en la antigüedad. No hay ninguna indicación de una erupción volcánica en mohenjodaro o en otras ciudades, que haya generado tal intenso calor como para derretir vasijas de barro, eso sólo puede explicarse por la explosión atómica o algunas otros armas desconocidas.

En el lejano pasado, extraterrestres o una civilización perdida como Atlantis detonaron armas nucleares, produciendo terrible devastación. Este desastre se registró en la Biblia, escrituras hindúes y mitologías del mundo. Sodoma y Gomorra sintieron el aguijón de las armas nucleares cuando “el Señor hizo llover azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra, el Señor de los cielos” (Génesis 19:24-25).

El antiguo Mahabharata hindú describe que un “único proyectil cargado con todo el poder del universo. Una columna incandescente de humo y llamas brillantes como 10 mil soles se elevó en todo su esplendor”. Esto suena como relatos de bombas nucleares cayendo desde arriba. Así que, ¿Detonaron armas nucleares en la antigüedad? Todas las evidencias indican que sí.